FAQs - Preguntas Más Frecuentes

 El servicio de psicología atiende a las necesidades de nuestros clientes con respectos a: psicoterapia, asesoramiento psicológico, psicología del deporte y coaching.

El propósito fundamental de nuestra Clínica es garantizar la salud de nuestros clientes. La Organización Mundial de la Salud (OMS, 1964) define la salud como: “un estado de bienestar completo físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia”

A continuación, iremos resolviendo algunas de las preguntas frecuentes que más dudas le generan a nuestros pacientes.

¿Qué es la psicología general sanitaria?

La psicología tiene una gran variedad de ámbitos de intervención, al igual que otros profesionales, los psicólogos/as que intervengan en el sector sanitario privado, deben estar en posesión de los títulos o habilitaciones siguientes: Título Oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, Título Oficial de Máster en Psicología General Sanitaria o Certificado de Habilitación/Autorización para el ejercicio de la Psicología Sanitaria.

La Disposición Adicional Séptima de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública estableció el marco regulador de la profesión de Psicólogo General Sanitario (ver Ley en el BOE).

Por lo tanto, nuestros psicólogos poseen los siguientes requisitos oficiales y obligatorios para ejercer como psicólogos generales sanitarios:

  • Carrera Universitaria oficial en Psicología.

  • Máster Universitario en Psicología General Sanitaria (Habilitante).

  • Colegiación Oficial.

  • Seguro de Responsabilidad Civil

¿Cuándo debo ir a psicoterapia?

Elegir el momento de ir a exponer una problemática a un profesional de la salud mental siempre es difícil de definir. Pero la experiencia nos dice que gran parte de las personas deciden ir cuando el malestar es muy intenso, prolongado en el tiempo, conlleva una situación tan disruptiva tanto en la persona como en su entorno familiar, laboral, social o afectivo que hace que pueden verse afectados aspectos de la intervención como; la duración, intensidad, áreas de intervención, etc.

Recomendamos la evaluación y asesoramiento continúo de la situación personal, psicológica y sociofamiliar de nuestros pacientes. Ya que, la psicología tiene una gran capacidad de incidir y sanar dolencias mentales y patológicas. Pero también es una opción científicamente validada:

“se preocupa de la conducta de las personas sanas tanto como de las que están enfermas. Es una perspectiva hacia la «salud positiva» e implica claramente la promoción de la salud tanto como tratamiento de la enfermedad.

“la Psicología de la Salud, se ha concentrado en la conducta «normal» más que en la enfermedad física más que en la enfermedad mental. Esto contrasta con el campo de la «Psicología clínica»” (Extraído de http://www.papelesdelpsicologo.es/resumen?pii=465 )

¿Cómo saber si necesito asistencia o ayuda psicológica?

Los psicólogos/as somos expertos en modificación de conducta y en el tratamiento e intervención sobre desajustes en el estado de ánimo y afectivo, en las emociones y síntomas psicosomáticos.

Por lo tanto; si sientes que alguna conducta o comportamiento no es adaptativo o te impide realizar tu vida de forma funcional (académico, familiar, laboral, de pareja, etc.) y deseas modificarlo. Si te sientes en un estado anímico, emocional o afectivo que te impide encontrarte de forma saludable. O si percibes que tienes molestias físicas, que los médicos no encuentran algún correlato biológico (médico). Sería conveniente evaluarte en nuestro servicio de psicología. Para conseguir solucionar esa situación problemática.

¿Qué es la psicoterapia?

Cuando hablamos de psicoterapia, tenemos que entenderla desde la idea de proceso de cambio mental o psicológico. Que se realiza de forma interpersonal. En este sentido, es muy importante resaltar este concepto, ya que dependerá del tipo de alianza terapéutica que surja entre paciente y profesional, una de las claves del proceso. Por este motivo, los psicoterapeutas aprendemos, formamos y nos entrenamos para no juzgar a nuestros pacientes, escucha activa y atenta, empatizar con sus emociones y circunstancias personales, dar apoyo incondicional, generar un espacio de seguridad y confidencialidad.

De esa alianza y trabajo común, guiado por el psicoterapeuta, se promoverá el cambio de sentimientos, cogniciones (pensamientos, creencias o ideas disfuncionales), actitudes y/o conductas que generan un malestar al paciente.

Por lo tanto, el psicoterapeuta es una persona acreditada, formada y preparada para comenzar un proceso de cambio en la persona, promoviendo la cura o restablecimiento del estado mental del paciente con un malestar psicológico. Se realizará mediante un contacto periódico, estructurado y científicamente validado.

¿Cliente o paciente?

El cliente, en psicoterapia, es aquella persona física o jurídica que contrata los servicios. El paciente, es la persona que recibe esos servicios. Cuando vamos a cualquier consulta o despacho sanitario, aunque no tengamos un diagnóstico clínico, somos tratados/as como pacientes. 

¿Esquema de la relación terapéutica?

La relación terapéutica gira entorno al paciente y el psicólogo. En el caso de los niños y otro tipo de circunstancias, el cliente puede ser su padre, tutor u otras personas. Es fundamental que el paciente sienta en la sesión y espacio creados por ambos una oportunidad de modificar aquellas conductas, emociones, pensamientos, etc. que le dificultan su salud y bienestar mental. 

 

 

 

¿Qué es el encuadre en la práctica psicológica?

El encuadre son las normas y condiciones comunes que contraen el cliente/paciente y el profesional. Se realizará en la primera sesión, antes de la entrevista clínica. El objetivo fundamental es demarcar y explicar cómo se realizará todo el proceso. Un ejemplo sería, explicar cómo se realizará esa relación profesional, honorarios, duración, frecuencia de las sesiones, dónde y cómo se realizarán, gestión de los períodos de vacaciones o cualquier otra cuestión importante a tener en cuenta por ambas partes.

Un aspecto que suele generar “apuro” a ambas partes, suele ser la cancelación de una sesión. En el caso de Clínica Natal y por motivos obvios de desorganización y desaprovechamiento de los horarios de trabajo y espacios de nuestros profesionales, se debe comunicar con un tiempo de antelación a 48 horas, al vencimiento de la cita, al profesional. Éste debe tener constancia de dicha comunicación para poder reajustar las sesiones.

¿Sabré en todo momento qué tipo de evolución lleva mí proceso psicoterapéutico?

Durante la psicoterapia se irá realizando una serie de devoluciones sobre la evolución del proceso. La o el paciente tendrá conocimiento, cada vez que sea necesario o así lo solicite, de cómo está evolucionando el tratamiento.

¿Pueden tratarme cualquier tipo de trastorno o problemática psicológica?

Las clínicas y despachos privados de psicología general sanitaria, como es la nuestra, pueden tratar cualquier tipo de trastorno o patología psicológica. Esto se recoge en la propia habilitación anteriormente mencionada (Psicología General Sanitaria) y en sentencias de la Audiencia Nacional como esta (Sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional).

¿Cuánto tiempo duraría la terapia y con qué frecuencia tendría que ir a sesión?

El tiempo de duración de la terapia será siempre breve. Ya que la terapia se estructurará y dirigirá hacía la modificación de conductas o resolución de estados emocionales/afectivos de los pacientes, determinando objetivos terapéuticos. Delimitando la intervención temporalmente.

Las intervenciones pueden extenderse, más o menos, dependiendo del estado en el que se encuentre dicha conducta o estado emocional/afectivo a modificar. Las circunstancias que rodeen al paciente. La disponibilidad, compromiso y disponibilidad del paciente. La capacidad de aprovechar la psicoterapia que tenga el paciente (por ejemplo, en niños, se puede prolongar para determinados trastornos). Por último, resaltar que el paciente puede ir queriendo acometer objetivos terapéuticos diferentes.

La temporalización más concreta sería (son orientativos); para asesoramiento psicológico pueden ser suficientes 1-5 sesiones semanales, para trastornos como la depresión, ansiedad generalizada, etc. pueden ser 30-50 sesiones. En general, toda intervención que se extienda más allá de esta temporalización debe ser revisada. Quizás sea conveniente la derivación del paciente.

Existen casos clínicos, como los trastornos de personalidad, pueden ser una excepción a lo anteriormente expuesto. Consúltenos sus dudas y evaluaremos qué tiempo de tratamiento sería el más adecuado para cada paciente.

¿Es importante el enfoque o escuela terapéutica del psicólogo que me atienda?

Los enfoques terapéuticos no son relevantes de cara a la calidad del servicio y las garantías de éxito en la terapia. Por sí mismo, cada escuela terapéutica (psicodinámica, humanista, cognitivo-conductual, etc.). Lo relevante es que la técnica que use el profesional esté validada científicamente. Es decir, que se haya demostrado, en experimentos, investigaciones y ensayos clínicos, su eficacia y fiabilidad.

En Clínica Natal disponemos de psicólogos en formación continúa y actualizados profesionalmente. Para dar a cada paciente el tratamiento que mejores resultados hayan sido contrastados científicamente.

¿Cuál es el o la mejor psicoterapeuta para mí?

Existen amplios tabús, prejuicios y desinformación sobre la idoneidad de un tipo de psicoterapeuta, u otro/a. No existen evidencia científica sobre que una variable como el sexo, género, edad, etc. pueda influir de forma significativa en el buen desarrollo de la psicoterapia. Lo que sí parece fundamental es que el o la profesional; tenga bien adiestradas e interiorizadas las habilidades y motivaciones propia del psicoterapeuta, sepa utilizar las técnicas para cada tipo de intervención, sepa derivar a los pacientes cuando percibe que la terapia no está siendo efectiva y que demuestra flexibilidad a la hora de adaptarse a los pacientes (edad, nacionalidad, etc.).

¿En una primera consulta debería notar mejoría?

Normalmente, en una primera consulta se suele experimentar una sensación de alivio, mejora general o cambio en el estado emocional del paciente. Esto es debido a diferentes procesos que se producen en la terapia, como por ejemplo el desahogo y verbalización de su problemática, en un lugar seguro frente a un profesional que sabe escuchar.

La efectividad de la psicoterapia se producirá a medida que avanza la intervención. Aprovechamos para destacar la importancia del aprovechamiento intrasesión (cuando se está en sesión) y el aspecto terapéutico de lo que ocurre intersesion (durante sesión y sesión, no estando en la Clínica). Tan importante es lo que ocurre en una u otra situación del proceso.

¿Qué tipo de sesiones puedo hacer?

Las sesiones se pueden hacerse de forma presencial, online (videollamada), por llamada de teléfono o a domicilio. La primera de ellas se realizaría en el despacho de Clínica Natal en Calle María Moliner, 4, 28702 San Sebastián de los Reyes, Madrid. De forma online se realizaría desde una plataforma segura, garantizando la confidencialidad y protección de datos. Por teléfono el terapeuta garantizará la privacidad y confidencialidad. A domicilio se realizarán en casos muy específicos (niños, personas mayores o cualquier otro tipo de población que requieran desplazamiento. Por una imposibilidad manifiesta de desplazamiento o contacto telemático).

¿Tengo que hablar de mi pasado obligatoriamente en la psicoterapia?

En terapia no es necesario hablar o profundizar de su pasado. Ni de aspectos que considere innecesario hablar.  Para modificar una conducta, o regular emociones, etc. no es necesario tratar este tipo de asuntos.

¿Soy débil y tengo algún problema por el hecho de ir al psicólogo?

Las personas que solicitan ayuda a un psicólogo suelen tener una conciencia de sí mismo/a muy importante. Quieren mejorar o superar una dificultad y confían en los profesionales de la salud mental. Si viéramos a una persona con un píe o brazos escayolados, no diríamos que son débiles porque llevan muletas o porque acuden a los centros de salud. Diríamos que están siendo responsables y consecuentes con un problema de salud que están padeciendo. Están en el camino de la salud.

Inmersos en el segundo cuarto de siglo XXI, están superados esos prejuicios y tabús sociales. El psicólogo es un profesional que ha estudiado durante años, se ha preparado práctica y teóricamente para ayudar a las personas a reestablecer su salud mental. A modificar conductas. O, conseguir una frescura psicológica que le ayuden a conseguir sus metas y sueños.

¿Me van a decir mi diagnóstico?

El uso de diagnósticos es algo usual y necesario para la práctica clínica. Ayuda al profesional a saber qué tipo técnicas, intervención o tratamiento es más efectivo y fiable poner en marcha. Al paciente suele ayudarle, en caso de ser necesario comunicarlo, para saber qué le ocurre (ponerle nombre) y saber divorciar a la persona de una problemática que tiene de forma circunstancial. Una persona no es una etiqueta diagnóstica. La persona ha estado antes de este, y seguirá estando una vez superado dicho trastorno mental.

¿Cuándo hacer uso de los servicios de psicología deportiva?

Si practicas deporte y tienes algún tipo de necesidad de mejora o tratamiento, en cuanto al rendimiento deportivo, aspectos relacionados con las emociones (ansiedad, estrés, miedos), necesitas trabajar la activación psicofisiológica, foco atencional, concentración, visualización o meditación. Sí crees que es importante mejorar aspectos cognitivos o conductuales (intolerancia a la frustración, incapacidad de focalizar o visualizar tu práctica deportiva, hábitos o pautas de entrenamiento, competición, etc.). O cualquier otro motivo relacionado con la psicología, salud o rendimiento deportivo, solicita una consulta con nuestro psicólogo acreditado y experto en psicología deportiva.

¿Quién puede hacer uso del servicio psicología deportiva?

Los y las deportistas, tanto amateur, como profesionales. En formación o seniors. Padres o familiares de deportistas, entrenadores/as, directivos y personal profesional de las organizaciones o clubes deportivos, árbitros, etc. pueden hacer uso de este servicio psicológico.

¿Somos de un club o asociación deportiva, podemos beneficiarnos de este servicio?

Atendemos, dentro y fuera de nuestras instalaciones a clubes y/o asociaciones deportivas que necesiten servicios de psicología deportiva o sanitaria. Algunas de estas intervenciones pueden ser: trabajo con deportistas lesionados, deportistas que compiten o preparan una competición, equipos que necesitan trabajar aspectos como la visualización, cohesión grupal, resolución de conflictos, etc.

¿Soy deportista de alto rendimiento, pueden viajar o atenderme en competiciones dentro y fuera del país?

Nuestros profesionales, con el tiempo de planificación, necesarios pueden intervenir con deportistas o equipos en la preparación de eventos deportivos de alto rendimiento (campeonatos de España, europeos, mundiales, olimpiadas, etc.).

¿Podemos tener un servicio de atención psicológica integral: psicología general sanitaria y psicología deportiva?

Disponemos de profesionales que están habilitados para la psicología general sanitaria y acreditados para trabajar en psicología deportiva. Por lo tanto, se pueden hacer planes de intervención multidisciplinar. Integrales.

¿Puedo tener sesiones de psicología deportiva en mi club?, y ¿online?

Nuestros psicólogos deportivos pueden desplazarse a tu club o instalaciones deportivas para trabajar contigo en tu entrenamiento deportivo. También se pueden combinar intervenciones online y por seguimiento de llamadas. Lo importante para nosotros es tu éxito deportivo. El entrenamiento mental está asegurado.

¿Qué es el Coaching?

El coaching es una técnica de modificación de conducta. Por lo tanto, una técnica que debe ser aplicada por el psicólogo. Éste, aparte de ser el único profesional experto en este tipo de modificación de conducta humana, además dispone de un juramento y compromiso deontológico que garantiza la correcta aplicación de dichas técnicas tan potentes. También, el psicólogo puede combinar este tipo de técnica con otras que son propias de la psicología.

El psicólogo general sanitario experto en coaching (psico-coach) puede percibir algún tipo de sintomatología en el coachee (persona que recibe el proceso de coaching) que pueda ser susceptible de incompatibilidad con el coaching, en ese momento. Por ejemplo, algún tipo de sintomatología depresiva, ansiedad generalizada o trastornos de personalidad que puedan influir en el desarrollo correcto de esta intervención.

El coaching se basa en iniciar un proceso de cambio o consecución de objetivos profesionales, deportivos, personales, etc. mediante preguntas potentes, trabajo corporal, refuerzo de habilidades y competencias en comunicación, comprensión, valoración y resolución en la toma de decisiones, etc. Se confecciona un plan de acción. La persona lo hará sin dirección o estructura externa. Encontrará en nuestro profesional a un acompañante de lujo en esa aventura hacía la consecución de sus metas y sueños.

Todo ello se desarrolla en un contexto, donde el coachee es el que tiene el “volante” de la intervención. El copiloto (psico-coach) lo acompaña y estimula, de tal forma que las sesiones sirven como campo de experimentación segura y guiada, de cara a la consecución de objetivos claros, tangibles, alcanzables, motivadores y trascendentes para la persona.

La regulación de las emociones, la capacidad de desarrollar intelectualmente (cognitivo) y la adecuación de las conductas, comportamientos y acciones a seguir serán mejoradas con este proceso.

Se puede hacer uso del coaching para objetivos personales, profesionales, deportivos, etc. Lo importante para poner en marcha esta técnica es tener una ilusión y pasión muy grandes por conseguir tus metas.

Llámeme ahora
+
Llámeme